La Audiencia Provincial de Jaén concede a una niña que quedó tetrapléjica como consecuencia de un accidente de circulación, aparte de un indemnización de 1.031.801,87 €,  una renta vitalicia de 4.000 euros mensuales. Entiende la citada Audiencia que un supuesto con tales secuelas que suponen una gran invalidez, la opción legal de conceder una renta vitalicia resulta más precisa y ajustada que una indemnización por gran invalidez, dado que no se puede tener como límite cuantitativo la cantidad máxima  indemnizatoria por la gran invalidez prevista en Baremos de daños y perjuicios para los accidentes de tráfico.

El argumento fundamental que se utiliza para fijar dicha pensión vitalicia consiste en que se asegura  el pago periódico de un coste que se prolongará exactamente a todo lo que le resta de vida a la niña (atención médica, etc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies